«

»

25 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Juan

    Ojala te escuchen.

    Juan Antonio.

  2. Rosa María Z´Graggen

    Sr. Pina, totalmente de acuerdo con su carta. Pero no todos los que hemos sido o votado en las pasadas elecciones al PP, lo hemos hecho con muchas esperanzas, Ha sido el voto de para el PP ha sido para ” lo menos malo” ( no quiero pensar que haya sido lo peor). Muchos de nosotros, no es que nos consideremos liberales, es que lo somos, yo que ya tengo pero que muy cumplida la mayoría de edad, soy una de los liberales que usted humorísticamente nos define “como fagocitados”, por la entonces AP. Yo venía del Partido Liberal presidido por José Antonio Segurado. Continué durante años y trabajé activamente por el PP, hasta el punto en el que me convencí de lo lejos que estaba el partido de la libertad y de la democracia interna.
    Pero…. siempre hay un pero, en el caso de las pasadas elecciones, somos muchos los que no pudimos votar por el Partido de la Libertad Individual, dado que no presentaba candidaturas en todas las circunscripciones. Ese es mi caso, vivo en Tenerife.
    Tuve ocasión de verle en una entrevista en el Canal 6 Teidevisión. Me gustaron sus planteamientos.
    Saludos atentos y Salud!

    1. Juan Pina

      Es comprensible Rosa María. Ya es un gran camino comprenderlo así. Ahora llega el momento de construir la alternativa. El P-LIB ya está en Canarias, aunque aún en una fase muy embrionaria que necesita de tu apoyo. Abrazos.

  3. Optigan

    Ay, estos anarcocapitalistas que se creen que el liberalismo es propiedad suya en régimen de exclusividad (cosa muy poco liberal, ¿no?)…

    Y esto sin ningún ánimo de defender al PP, al que considero un conglomerado mayoritariamente democristiano.

    1. Javier

      En el liberalismo hay grados y matices pero los principios básicos son compartidos por todos. Desde luego, un liberal nunca diría lo que has dicho.

  4. Bucan

    Interesante artículo. Me parece que es difícil la consolidación de un partido liberal en un país de fuerte raigambre católica histórica, con todo el pensamiento fanático que genera. La prueba es que en los países de mucho pasado histórico es donde más anidan las teorías comunistas, socialistas y nacionalistas, todas colectivizadoras.

    En España el PP se aprovecha de que le votan muchísimos que están acojonados con lo que hay enfrente: comunismo, socialismo y nacionalismo, adobado de corrupción e incompetencia. Piensan que el PP es lo menos malo, por malo que sea.

    En España se ha formado una burbuja política y sindical llena de privilegios que no parece que Rajoy tenga intención de pinchar, porque le obligaría a pisar callos en su propio partido. Y si a eso le añadimos un sistema autonómico que ha dado lugar a caciquismo y corrupción local a porrillo, no es raro que estemos en la quiebra.

    Animo en defender y propagar el liberalismo, harto difícil sin disponer de medios de masa, que son las televisiones.

  5. Víctor

    Me ha encantado tu carta, Juan, y no podría estar más de acuerdo con ella. Como liberal, me ilusiona mucho este proyecto de largo alcance que supone el P-Lib. Saludos y muchos ánimos.

    P.D.: A Optigan: Antes de quedar mal diciendo semejantes sandeces sería bueno que leyeras bien la carta y extrajeras las conclusiones acertadas, en vez de inventártelas.

  6. Jorge Javier

    Muy bonita carta, al final de parrafo, pense que iba hacer alusión a UPyD en vez de al partido ese tal PIB-L… Vamos pues es la primera vez q entro a tu blog, y pense que serias upeydeño, sobretodo al leerte, me he dado cuenta que quizás tu eres unos de esos, como de tantos, que son de UPyD y aún no lo saben.

    No es por despreciar a tu partido, pero la dispersión del voto es un gran mal de la democracia, así como la dispersión de talentos, que no luchen en post de la ciudadanía, por la libertad de cada uno de ellos. Si no fuese porque UPyD tiene ya mas de 1 millon de votos, y es una opción viable a convertirse en algo grande, no me importaria en acercarme y conocer a ese tal PIB-L

    Saludos

    1. Juan Pina

      Jorge Javier, lamento decírtelo así pero creo que no has entendido nada, o tal vez no lo he expresado bien. Vamos a ver, la carta va dirigida a los liberales. En UPyD, si hay algún liberal de buena fe, estará ahí tan despistado como los que están en el PP. Al principio se pudo especular si UPyD era al menos parcialmente liberal. Ahora que (por fin) ha ido aclarando sus ideas, se ve claramente que es un partido socialdemócrata más, situado entre el PSOE y el PP, no frente a ellos. Su economía es keynesiana. Sus posiciones regeneracionistas en cuanto al sistema democrático pueden ser válidas para los liberales, pero se quedan cortas y además son un tema importante pero menor (además tiene gracia que la líder del partido, reconocida tránsfuga, sea quien hable de regenerar la política). Y en todo lo demás, es un partido colectivista similar a los demás. Sus diferencias son de marketing. No bajará los impuestos (al menos no de forma drástica). No restaurará el valor objetivo del dinero. No descolonizará la educación, la sanidad ni las pensiones. No reducirá el Estado, su peso, coste ni su volumen. No se termina de saber muy bien cuál es su definición política más precisa, pero desde luego no creo que la etiqueta liberal sea la que más acierte a describirles.

  7. Eugenio

    El problema de los partidos minoritarios es que nunca lograreis suficiente apoyo para llevar a cabo vuestras ideas, que en lineas generales comparto. ¿Os mantendreis siempre dentro del grupo mixto? Y aunque tuvieseis grupo parlamentario propio ¿Que podriais hacer de efectivo?

    ¿No seria mejor poder hacer trabajos de convencimiento desde el interior del PP? Y solo considero a este partido, pues el resto de partidos de izquierda ya sabemos como piensan y sobre todo como actuan. Nunca han sabido perder en las urnas, ni han asumido la alternancia. Ya lo dijo en su dia el propio Zapatero, hay que “ganar…..como sea” Eso lo dice todo y valida cualquier accion, incluso el asesinato y el terrorismo de estado.

  8. Juan Pina

    Eugenio, llevamos oyendo eso más de treinta años: que hay que unirse con los conservadores y con los democristianos y tratar de impulsar ahí dentro el liberalismo. No sirve. No hacen caso de las ideas liberales. Como mucho adoptan algunas en economía, aunque ya estamos viendo que ni eso. Desde el grupo mixto o desde un grupo minoritario, cuarta o quinta fuerza política, se puede hacer mucho. Se puede, por ejemplo, participar en la coalición de gobierno desde la independencia de la identidad liberal, sin servidumbres a la mayoría conservadora del PP. Y eso ya sería un avance enorme, como en Alemania. Ya está bien de que los liberales sean rehenes de la mayoría conservadora del PP. Desde fuera pueden hacer más que sometidos a esa maquinaria enorme que les aplasta y les silencia. Si el PP fuera un partido democrático donde las corrientes fueran reconocidas y las minorías internas pudieran plantear propuestas alternativas, otro gallo cantaría. Pero eso no es así. Incluso si lo fuera, sería mucho mejor contar con identidad y organización propias, y desde ahí pactar con el PP unas cosas y con los otros, otras cuestiones. Pero es que encima no hay tal democracia interna y los liberales son, el mejor de los casos, un verso libre en el PP. Están mal percibidos y acallados por la mayoría, y tragan por pragmatismo, por ganas de obtener algún beneficio o porque no son tan liberales. Pero va llegando el momento de darse cuenta de que ha sido una mala estrategia, que sumar por sumar renunciando al alma propia no es una buena idea. Por eso en otros países los liberales influyen desde sus eficaces minorías parlamentarias, mientras en España carecemos hasta de escaños.

    Imagínate un partido liberal con ocho o diez escaños en el parlamento, que hubiera sido necesaria para la investidura de Rajoy, pactando a cambio una reforma laboral de verdad y ni un céntimo de subida de impuestos. Imagina que si luego Rajoy se desmanda, esos votos no le aprueban los presupuestos. Imagina que las ideas liberales le vengan impuestas a Rajoy por simple aritmética parlamentaria. No es un sueño imposible, ocurre en muchos países pero hace falta reconocer la inviabilidad de fusionarnos con conservadores, y la necesidad de construir un partido liberal claramente diferenciado de ellos y capaz de pactar tema por tema, apoyándoles cuando defienden la libertad y oponiéndose a ellos cuando la atacan.

  9. JOSEANTONIO

    He estado leyendo tu test y tu carta y la teoria es bonita pero muy irreal.
    La crítica es muy fuerte contra el PP nunca contra el PSOE por lo que veo que tiras a izquierdas cosa que me parece correcta.
    No das ninguna solución según tu TEST . Veo por donde van tus ideas y no las comparto la mayoría. Nunca apoyaré a un partido que critique el franquismo y no haga lo mismo con la república pòque para mi son vergonzosas ambas ideas. Nunca se puede matar a tus hermanos de nación por ideas políticas por lo que son igual de culpables ambos.
    Sino pagamos impuestos no se donde haremos carretras,… y pagaremos la gran remora del pais: los funcionarios
    Sobre la libertad de mercados me parece una idea irrisoria lo de quitar aranceles, si es lo que proponeis el campo, la industria textil y demas clases se va a a la ruina poque no se puede competir conm paises como China y Marruecos. Eso deberias estudiarlo
    Si esta gente deja de producir donde lo colocamos? ¿Como dijo Cayo Lara 3.000.000 puestos de funcionarios?. Si es asi España sera peor que Grecia

    Un saludo y fuerzas para seguir luchando por tu ideas

    Jose Antonio

    1. Toni Diesel

      totalmente de acuerdo contigo J. Antonio

    2. Juan Pina

      José Antonio, gracias por tu comentario. Sólo una aclaración: al PSOE no le critico en este artículo porque va dirigido a los liberales del PP. En el PSOE, que yo sepa, no hay liberales. Saludos.

  10. Gonzalo García

    Muy buenas.
    Es cierto que muchos liberales nos hemos sentido decepcionados por una política de un partido que aboga por la confiscación fiscal creciente. Sin embargo, pese a que el PP pueda ser una amlagama ideológica, no es menos cierto que existen muchos tipos de liberalismo. Se puede ser liberal sin estar a favor del aborto o del gaymonio. Se puede estar a favor de un techo de gasto, de una disminución de las instituciones estatales, de disminuir el poder central y de una mayor separación de poderes. Pero desde un punto de vista de libertades induviduales he de decir que uno puede mantener relaciones sexuales con quién quiera pero eso no significa que deba regularse con leyes estatales ni que tenga derechos sobre instituciones naturalmente constituidas como la Familia. Somos pues muchos liberales los que estamos más cómodos dentro de un PP que en el ostracismo ideológico más absoluto. Pero como buen liberal estoy dispuesto a colaborar con aquellos que pretendan un adelgazamiento del Estado, una mayor libertad para la organización de los recursos individuales y menos impuestos. Estoy dispuesto a debatir con vosotros.
    Un saludo

    1. Juan Pina

      Hola Gonzalo, y gracias por tu amable comentario. Es verdad que hay varios tipos de liberales. Hay social-liberales como los del actual CDL o parte de los del antiguo CDS. Hay también liberal-conservadores, y seguramente esta etiqueta sea la que mejor defina a quienes comparten en general las ideas liberales moderadas en cuanto a economía y organización de las instituciones, pero no tanto las posiciones más pro-libertad en materia moral. Tanto el social-liberalismo como el liberal-conservadurismo son, por supuesto, perfectamente legítimos. No son mi opción, primero porque ética e ideológicamente no los creo válidos. No me sirve la libertad “selectiva”, limitada por valores que se pretenden más altos que ella. Creo con Lord Acton (liberal católico, por cierto) que la Libertad es el fin más alto. En segundo lugar, tampoco son mi opción porque estratégicamente son un fracaso. El social-liberalismo ha mantenido durante décadas fuera del poder a los liberales británicos, y ahora que están en la coalición de gobierno se ven claramente los límites de esa mezcla entre socialdemocracia y liberalismo. Por su parte, el liberal-conservadurismo ha diluido la identidad propia de los partidos liberales o directamente ha impedido su existencia sumándose a partidos conservadores más grandes, como en España. En ambos casos, el resultado ha sido una confusión social considerable y un pobre desempeño de la causa liberal, sometida y aplastada por el mainstream de la política actual, que no es otra cosa sino social-conservador. A través de los grandes partidos de centroderecha y centroizquierda del mundo desarrollado lo que vemos es un lento pero seguro retroceso de la libertad individual como objetivo, y una creciente preocupación por mantener a toda costa el fracasado modelo de Estado de bienestar y, por otro lado, una creciente obsesión con la seguridad y el orden. Todo ello muy lejano de los objetivos de los liberales.

      Dices que muchos liberales estáis más cómodos dentro del PP que en el ostracismo ideológico. Lo que os preocupa no es el ostracismo ideológico, cosa imposible por otra parte, sino seguramente el ostracismo institucional. Vamos, el no acceso al poder directo. Y ahí pones el dedo en la llaga. Hay dos formas de acceder al poder en las democracias parlamentarias. Una, la que los liberales honestos ponen en práctica en otros países: montar SU partido, presentarse ante la sociedad con SUS ideas, sacar SU ocho por ciento y ser imprescindibles en las coaliciones, creciendo a largo plazo y no diluyendo su mensaje. La otra es hacerse la falsa ilusión de que influyen en los PP de este mundo, pero ni influyen ni les dan cancha ni serán nunca nada dentro de ellos, porque a esos PP lo que les interesa es el poder a cualquier precio, y silenciarán siempre, por tanto, las ideas impopulares de los liberales.

      Por último, no creo que desde una perspectiva liberal pueda considerarse superior la familia al individuo, ni imponerse un determinado modelo de la misma. Coincido con Roald, que comenta más abajo, y con muchos miembros del P-LIB en que lo ideal sería echar al Estado de la decisión sobre qué es o no un matrimonio. Habría que echarle de eso y de miles de cosas más, claro. Pero también te digo que mientras eso no ocurra, los liberales que de verdad lo son y que siguen a los grandes autores liberales, sin contaminación ni socialdemócrata ni conservadora, jamás podrán convalidar la imposición vía Estado de una moral concreta, de unos clichés religiosos, de un modelo de familia ni de sociedad, ni de limitaciones al ejercicio de cualquier facultad legal por una mera cuestión de orientación sexual.

      Está muy bien que los liberal-conservadores tengan reparos hacia un partido puramente liberal. Si nuestro liberalismo hardcore choca con sus apriorismos místicos, es una gran noticia porque así se quedarán fuera y no intentarán ingresar para cambiarlo y llevarlo por el “buen camino” que les manda su fe. Que temas como los derechos individuales inalienables y básicos de la gente homosexual sean un parteaguas entre liberal-conservadores y liberales de verdad, no me parece mal. Nos libra de aguantar internamente a los primeros. Por mi parte les desearé todo el éxito si intentan conseguir en el PP avances para la libertad económica u otras cuestiones que compartamos, aunque no creo que los consigan (ni siquiera que se atrevan a intentarlo), y les desearé también el mayor de los fracasos cuando lo que intenten sean imponernos vía Estado su cosmovisión tradicionalista-mística. Mi carta no iba dirigida a esos liberal-conservadores sino a los pocos liberales “en todo” que habían recalado en el PP como mal menor. Pero por supuesto, e igual que tú, estoy absolutamente abierto al diálogo y al debate. Una vez más muchas gracias por tu participación y un saludo cordial.

  11. Roald

    Hola Gonzalo,

    El P-Lib no esta a favor de la regulacion estatal del matrimonio. Creemos que es mejor privatizarlo. Pero si el estado lo regula y le da un sin fin de beneficios y protecciones legales, no vemos el argumento de dar los mismo a otro tipo de *monio, el *monio gay. El PP no van quitar el *monio gay. El P-Lib propone dejar libertad de contrato a las partes y retirar el estado de esta institución. Hemos separado iglesia y estado, ahora hay que separar economia del estado y tambien matrimonio y el estado.

  12. pakopatax

    hola sr pina Y CIA es para mi autenticamente un placer hacer de su barata demagogia( y perdone si le ofendo)
    una serie de comentarios al respecto. soy LIBERAL que no liberado y afiliado al Partido POPULAR. creo que lleva usted razon en algunos de sus comentarios salvo en uno.

  13. pakopatax

    que carajo dice. mire en andalucia de donde son mis padres y familiares llevan 30 años ROBANDOLE a quien usted dicen estar equivocados, no es menos cierto que 11millones de ESPAÑOLES, REPITO 11 MILLONES no pueden estar equivocados si no hasta los mismisimos ,yo he sido de la juventudes comunistas en los años 70 ,baje al psp con el unico socialista no corrupto de la epoca a quien el psoe se quito de enmedio, luego pase al PSRM Y porfin GRACIAS A DIOS me he dado cuenta de que los unicos que se acercan mas al centro cosa que yo no soy pues quizas sea algo mas extremista, QUE NO RADICAL se han dado cuenta que un partido de trabajadores y para trabajadores junto a liberados , y otras hiervas SINDICALISTAS vamos en sus putos mandatos solo han llegado a la CORRUPCION extrema, oiga los 5 MMILLONES DE PARADOS no los ha generado el PP ,ni ha dado carta abierta a unos asesinos ,ademas soy funcionario me baje los pantalones para ayudar y sabes que , que mi dinero fue a parar alos HIPOPOTAMOS DE NO SE QUE PERDIDO PAIS DEL MUNDO,ah Y AYUDAR A PAISES BAJO EL MANDATO DE DICTADORES PREPOTENTES COMO EL SR chaves VENEZOLANO, POR QUE EL OTRO SE LO METIA POR LA NARIZ PODRIAMOS SEGUIR HORAS HABLANDO DE VD a tu. ademas en mi ignorancia soberana solo decirle que esto es el siglo XXI y la gente ya NO ES TONTA,felicidades por el nuevo”30″ añero RUBALCABA digo 30 añero por que no hay narices a bajarlo del poder. perdone mi intromision pero¿ aun cree vd en duendes?

  14. Ata

    La ortodoxia ideológica, en nuestros tiempos, no es un punto de aconsejable para una plataforma política…

    1. Juan Pina

      La rigidez no es conveniente, pero tener las ideas claras sí, y el PP no las tiene, o al menos no en clave liberal. Entre la ortodoxia excesiva que criticas y el “todo vale” del PP, mezclando una cosa y su contraria (libertad y estatalismo), hay una amplia gama de grises. La burrada de Rajoy al decir que el PP es un partido de “liberales, democristianos y socialdemócratas” (congreso de Valencia, 2008) forma parte de ese “todo vale”. Resulta que las ideas liberales, en economía y en todo, son las opuestas tanto a las democristianas como a las socialdemócratas. Nosotros queremos la mínima injerencia posible del Estado en todo, mientras los democristianos y socialdemócratas quieren una gran intervención estatal para moldear la sociedad y la economía según sus ideas. Como ves, es lo contrario.

      Gobernar no es una cuestión meramente técnica, de calidad, sino que es la aplicación de unas ideas o de otras. De nada sirve quitarse de encima a los socialdemócratas si el partido supuestamente alternativo es prácticamente tan socialdemócrata como ellos.

  15. Alberto

    Yo en mi ciudad no podía votar al P-Lib como era mi deseo. De manera que me tapé la nariz con una mano e introduje mi voto a favor del PP con la otra. Y de momento no me están defraudando, están haciendo la política acomplejada de medias tintas que esperaba.
    Me planteé votar a Rubalcaba porque una nueva victoria del PSOE habría supuesto dos posibles escenarios:

    1. Intervención del país y gobierno títere obedeciendo las ordenes foráneas. Las medidas seguramente habrían sido un poco menos suaves y toda la banda de borregos vociferantes y destrozadores habrían consentido mansamente la reducción del despilfarro, puesto que aparentemente vendría dictado por sus dioses marxistas.

    2. Destitución del gobierno e imposición de una gestión técnica. Las algaradas nos habrían puesto al borde de una guerra, pero se habrían extirpado los numerosos canceres con mucha más decisión.

    Finalmente no voté a Rubalcaba porque no tenía ninguna posibilidad de ganar, y, además, necesitaba taparme la nariz con las dos manos, y no me quedaba ninguna libre para el sobre.

    1. Juan Pina

      Gracias por tu comentario, Alberto. Sólo decirte que estamos trabajando para implantar el P-LIB en toda España, cosa ardua por cierto. Ojalá podamos contar contigo. Un saludo.

  16. nieves

    En mis cortas entendederas solo hacer un apunte sobre unos de los comentarios…
    El ostracismo ideológico, es donde se encuentra situado el PP nacional.

    1. Juan Pina

      Sí, en realidad el PP carece de un ideario concreto por haber tratado de incorporar codiciosamente demasiadas etiquetas, algunas incompatibles entre sí. El resultado es un monstruo de Frankenstein, una maquinaria electoral sin alma política concreta.

Los comentarios han sido desactivados.