«

»

Feb 19 2011

Imprimir esta Entrada

Libertad en Internet

Discurso pronunciado por Juan Pina como presidente del Partido de la Libertad Individual (P-Lib) en la concentración por la libertad en Internet celebrada ante el Ministerio de Cultura en Madrid, el 19 de febrero de 2011.

Amigas y amigos:

La ley Sinde es el mayor atropello a la libertad individual que hemos vivido en estos treinta y cinco años de democracia. Nos quieren hacer creer que por llevar el sello del PP, de CiU y del PSOE la ley tiene legitimidad y respaldo.

A nosotros nos da igual que la haya aprobado el noventa por ciento del parlamento, como si es el noventa y nueve. Los derechos individuales NO están sujetos a votación de los parlamentarios ni dependen de la voluntad de Artur Mas, de Zapatero ni de Rajoy.

La función política de los derechos es proteger al individuo de las masas y de las arbitrariedades del Estado. Aunque el gobierno contara con el apoyo de toda la población, no tendría derecho para intervenir las comunicaciones privadas, ni para censurar medios de comunicación, blogs ni sitios web, ni para establecer procedimientos que merman la tutela judicial efectiva.

Pero es que además, NO tienen ese apoyo popular. El 90 por ciento del parlamento ha dado la espalda al 90 por ciento de la sociedad, y no se lo vamos a perdonar. Esta se la guardamos.

Los partidos que han apoyado esta ley son partidos analógicos que se han quedado anclados en la cultura 1.0, pero hay otros partidos. Partidos de diversas tendencias ideológicas que tienen en común un compromiso, que desde luego asumimos en el Partido de la Libertad Individual: DEROGAR LA LEY SINDE.

La ministra González-Sinde no merece la cartera de Cultura porque es incapaz de comprender el mayor cambio cultural en milenios.

Internet establece un salto evolutivo de proporciones históricas. La tecnología avanzada al alcance del individuo le permite liberarse de injerencias, tutelas y cortapisas. Gracias a Internet las personas son cada día más autosuficientes para relacionarse, crear riqueza, difundir opinión producir cultura sin la intromisión de un Gran Hermano.

Esto que para todos nosotros es un sueño, para la señora Sinde es una pesadilla. Pues la que tiene que despertar es ella.

El Vicepresidente de los Estados Unidos dijo una vez que “quienes están dispuestos a sacrificar libertad por seguridad no merecen ninguna de las dos y están abocados a perder ambas”. Tenía toda la razón pero, claro, me refiero a Thomas Jefferson, Vicepresidente de 1797 a 1801 y después presidente. Esa frase seguramente ni le suena de oídas al actual Vicepresidente Joe Biden, que está impulsando a nivel internacional una cruzada liberticida contra Internet.

Pues bien, Señor Biden, Señora Sinde: ni la seguridad, ni los derechos de autor ni ninguna otra EXCUSA justifica el liberticidio que ustedes intentan cometer. Y además NO lo van a conseguir porque somos muchos, muchísimos, quienes no estamos dispuestos a permitirlo. La tecnología juega a nuestro favor. La evolución cultural global, también.

Ustedes, Señora Sinde, no previeron hace veinte años el alcance de Internet, y les aterroriza porque impide sus planes de ingeniería social y control cultural. Ustedes quieren que Internet a nivel mundial tenga los filtros y controles que ya operan en algunos países dictatoriales. Pues vayan haciéndose a la idea de que no les vamos a dejar. Internet NO se toca porque Internet somos todos nosotros. Internet NO se rinde. Vamos a frenar el liberticidio. Vamos a derogar esta ley. Vamos a mantener Internet como debe ser: completamente LIBRE.

Muchas gracias.

LinkedInTuentiMeneamePrintFriendlyCompartir